Vivir sin expectativas

Actualizado: 21 mar 2021



Las expectativas, que no son más que una suposición de lo que será el futuro, te roban la libertad y te someten a unos resultados tan inesperados como frustrantes.


Las expectativas te hacen pensar que las cosas van a suceder, o que las personas de quienes depende el resultado van a acoger tus ideas y actuar al pie de la letra con respecto a lo que has imaginado.


Te causan ansiedad porque te hacen preocuparte por el futuro y te alejan del presente.



¿Se puede vivir sin expectativas?


Hay personas que logran vivir sin expectativas, pero para la mayoría resulta difícil liberarse de estas.


Es difícil porque la mente siempre está generando expectativas así sean pequeñas o parezcan insignificantes.


Y esto se debe a que siempre esperas que sucedan las cosas que deseas, o que las personas con las que te relacionas actúen como has imaginado que deberían hacerlo. Todo se resume en querer tener el control sobre lo que va a pasar.


Haces planes, construyes una visión de lo que quieres, y te enfocas en esa imagen que en realidad no existe, no sabes si se va a dar y ni mucho menos tienes idea si es conveniente para ti que ocurra.



Eliminar las expectativas


Para comenzar a liberarte de expectativas no pienses que las cosas deberían ser de determinada manera, porque todas tienen su rumbo y ocurrirá lo que tenga que ocurrir aunque no sea lo que esperas.