Obstáculos que te impiden tomar decisiones

Actualizado: mar 21




La vida cotidiana está llena de decisiones; debes decidir desde que abres los ojos cada mañana, hasta que los cierras cuando vas a dormir.


Sin embargo, no todas las decisiones son iguales, hay algunas que conllevan dosis de responsabilidad, emocionalidad, compromiso.


Existen decisiones que sabes darán un giro importante a tu vida, y son estas precisamente las que te niegas a ver, postergas o se las dejas a otras personas evitando así la ansiedad por los resultados que tengan.



¿Qué te impide tomar decisiones?


En la toma de decisiones surgen dudas, confusiones, expectativas y temores por las consecuencias que debes enfrentar, que son desconocidas y no puedes controlar.


Todo esto es parte de la vida, producto del pensamiento dual del ego, pero no tiene por qué ser siempre así.


Es posible ver la toma de decisiones de una manera distinta enfocándote en lo que realmente es prioritario y necesario para tu vida.


Si tu deseo es una vida que te lleve al agasajo, la abundancia, el crecimiento, a sentirte bien contigo misma, entonces es el momento de tomar decisiones en esa dirección.


¿No crees?



Vencer las barreras que te impiden tomar decisiones



Inseguridad, falta de autoestima


Tener una visión negativa de ti misma hace que te bloquees.


La falta de autoconfianza y de autoestima te minimiza frente a una decisión que debas tomar, porque no te crees capaz de elegir la mejor opción, temes las consecuencias que traerá y no confías en que podrás afrontarlas.


Lo mejor es analizar por qué no confías en ti misma, atravesar el miedo y la ansiedad que te causan las expectativas de una decisión.


Igualmente, entender que si la decisión no es la que piensas que es la adecuada, siempre tendrá un aprendizaje para ti, es la experiencia que necesitabas vivir.



Temor al fracaso


Una de las barreras más frecuentes es el temor al fracaso, acompañado del “qué dirán”, porque en tu mente estás predeterminando que la decisión te llevará a un resultado que no quieres o que generará juicios de las personas a tu alrededor.


Toma en cuenta que no eres perfecta, y que el temor puede servirte de acicate para arriesgarte y atravesarlo, echando mano a la planificación, a la determinación y confiando en ti.



Ser perfeccionista


Cuando tiendes al perfeccionismo, ves más barreras de las que realmente existen, lo que te lleva a retrasar la toma de decisiones y a encarcelarte en la misma situación, que aunque no sea la ideal, te hace sentir sentir cómoda.


Lo recomendable es que actúes si quieres cambiar la situación en la que estás, tomando la decisión que te haga sentir en paz contigo misma sin esperar a que todas las condiciones sean ideales para hacerlo.


Escúchate a ti misma, a esa voz que viene dentro de ti y es la voz de tu esencia, ella te guiará por el camino que debas transitar.



Necesidad de dominarlo todo


Cuando tienes el temor de no dominar o controlar lo que pasa a tu alrededor decides mantenerte en tu zona de confort, pues cambiar implica una decisión que te llevará a lo desconocido.


Esta ansiedad por querer controlar te lleva al punto de postergar una decisión que cambie tu vida, aunque en esa supuesta comodidad en la que estás prevalezca el sufrimiento y la falta de armonía.



No querer pedir ayuda


Hablar con un amigo, familiar o ir a terapia podrían darte puntos de vista distintos que te hagan ver con más claridad el rumbo que debes tomar.


La decisión y sus consecuencias siempre serán tuyas, pero muchas veces contar con el aporte de otros puede hacerte reencontrar con lo que quieres para ti.





47 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Prohibido la reproducción total o parcial del contenido sin hacer referencia de la fuente (Autor y página)

© 2020 Coach Alfonso Guerrero

Coaching | Terapias | Formaciones | UCDM

contacto@tiempodedespertar.com   whatsapp +52155 35392985

México   Colombia    EU

  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Twitter
  • Spotify
  • YouTube