¿Cómo salirme de una relación tóxica?



Las relaciones tóxicas pueden formar parte de tu vida sin que te des cuenta de que estás inmersa en ellas. Y no solo existen relaciones tóxicas de pareja, sino que se cuentan entre amigos, compañeros de clase o de trabajo.


Es cierto que la relación de pareja perfecta no existe, pues situaciones como la convivencia suelen ser complicadas, pero también es cierto que tener una relación no puede ser una experiencia que acose, denigre o coarte la libertad o el respeto.


Lo mejor es que tengas conciencia de la experiencia que estás viviendo en tu relación, que identifiques esos detalles que te incomodan para evitar que la situación vaya escalando y termines atrapada en una relación tormentosa o enfermiza.



Indicios de una relación tóxica


Suele pasar que al estar enamorada o acostumbrada a una relación no estés consciente de que tienes una relación tóxica, o no quieres reconocer que esa relación te afecta negativamente más que la felicidad que te proporciona.


Puedes identificar algunas señales que te indiquen que estás en una relación cada vez menos agradable o cómoda; como por ejemplo, si tu pareja:


· No respeta tu tiempo, tu agenda ni tus planes.


· Anula tus comentarios y no considera tus opiniones, especialmente en público.


· Tiene celos sin razón y te arma escenas cuando estás con tus amigos.


· Temes disentir de sus opiniones porque puede generarle una rabieta.


· Ya no le cuentas tus planes o decisiones por temor a que los critique.


· Te compara con otras parejas que ha tenido en el pasado.


· No siente empatía ni demuestra solidaridad.



La lista puede ser interminable, porque son comportamientos que van desde los más pequeños e inocuos hasta los más profundos y dañinos. Sin embargo, puedes ir detectándolos y decidir qué hacer con ello.



Tú decides si quedarte o salirte de la relación tóxica


Lo mejor de este contexto en el que estás es que la decisión es tuya, tú sabrás si quieres seguir esperando por un cambio en tu pareja o terminar la relación, pues es mejor estar sola que vivir en una incertidumbre o en esa especie de pesadilla.


Pon en una balanza lo bueno y lo malo de tu relación de pareja y piensa que todos los aspectos importan: amor, respeto, cariño, confianza, comprensión, empatía, solidaridad.


Debes evaluar qué es lo que mantiene esa unión, qué estás ganando al quedarte en una relación que sabes no te hace bien. Más que amor puede haber costumbre, miedo a la soledad, inseguridad, dependencia emocional o económica, o miedo a lo que piensen los demás. Considera que en esto sobran los terceros.



Libérate de esa relación tóxica


Lo primero que debes hacer para salirte de esa relación dañina es ponerle fin, a pesar de los momentos de duda o angustia que te invadan.


Dirige tu energía y tus pensamientos a tus proyectos, concéntrate en lo que te beneficia emocionalmente.


Acepta y vive tu tristeza, pues es imposible pasar la página de la noche a la mañana para superar una relación, y más aún si ha sido larga e intensa; pero el tiempo será tu aliado y el cambio te beneficiará.


Tras la ruptura, el duelo quedará atrás y sentirás orgullo por haber tomado la decisión y haber salido de esa relación tóxica.



#relacionestóxicas #relacionessanas #espiritualidadpráctica #coachingespiritual #coachAlfonsoGuerrero


Prohibido la reproducción total o parcial del contenido sin hacer referencia de la fuente (Autor y página)

© 2020 Coach Alfonso Guerrero

Coaching | Terapias | Formaciones | UCDM

contacto@tiempodedespertar.com   whatsapp +52155 35392985

  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Twitter
  • Spotify