Evita que la culpa sabotee tu paz




Si experimentas un sentimiento de culpa por todo lo que haces o dejas de hacer, estás saboteando tu tranquilidad.

La culpa te mantiene en conflicto contigo misma por haber hecho o dicho algo – o por haber omitido hacerlo- que no resultó como esperabas o como piensas que los demás esperaban que fuera.

Sabotea tu tranquilidad porque te hace sentir menos de lo que eres, te impide avanzar porque te hace creer que eres incapaz de lograrlo.


La culpa y el ego


La culpa está asociada a creencias inconscientes sobre ti misma, las otras personas y el mundo.

Son creencias sesgadas por el ego que producen que sientas, pienses y actúes guiada por lo que crees que se espera de ti, en función de las ilusiones y velos que el ego ha construido delante de tu verdadero ser.

La consecuencia es que permaneces alterada, vives con miedos, esperando un castigo por tus acciones, y te mantienes separada del amor propio y del de los demás.


El origen de tu culpa