Tus pensamientos crean tus relaciones


Las personas con las que entablas una relación llegan a tu vida por la vibración que tú misma estás generando a través de tus pensamientos.

Tus pensamientos se proyectan al exterior mediante tus emociones, palabras y acciones, y de esta manera llegan a ti personas que hacen las veces de espejo para que veas reflejado en ellas lo que hay en ti. Quienes aparecen en tu vida siempre tienen algo que mostrarte y enseñarte.

Toma en cuenta entonces que es tu interior lo que determina tu realidad y cómo son tus relaciones; no los determina lo que sucede fuera de ti.

El ego alimenta tus pensamientos

Cada día puedes tener entre 45 mil a 60 mil pensamientos, la mayoría basados en creencias erróneas y falsas, juicios y expectativas alimentados por el ego y que evolucionaron en ti desde la infancia.

Son pensamientos en los que predominan el miedo, la desconfianza, la baja autoestima, la preocupación por el pasado y la ansiedad por el futuro. Todos estos pensamientos influyen en la manera cómo te relacionas con los demás.

Con los pensamientos proyectas lo que hay en ti

Si, por ejemplo, estás viviendo una relación tóxica, tienes la tarea de preguntarte y reflexionar sobre qué parte de ti se está reflejando en la relación.

La otra persona puede ser un gran maestro, quien te muestre qué tienes que aprender, perdonar y sanar en tu interior.

La buena noticia es que puedes transformar tus pensamientos, tienes el poder para hacerlo, y cuando lo hagas cambiará tu realidad y la manera en la que estás viviendo tus relaciones.

¿Cómo haces para cambiar tus pensamientos?

Cambias tus pensamientos haciéndote consciente de ellos, identificando cuáles son los pensamientos que se basan en el ego, y reconociendo cuáles son las experiencias que estás atrayendo con esos pensamientos. ¿Estás atrayendo relaciones sanas?

Es una tarea de todos los días que requiere que seas valiente para confrontarte, estés dispuesta a ser perseverante y observarte en profundidad.

Presta atención a tu diálogo interno, a cómo te comunicas contigo misma y cuáles son los pensamientos que generas, las emociones asociadas a esos pensamientos y cuáles son los comportamientos que producen y cómo impactan en tus relaciones.

¿Son pensamientos que te generan paz o te causan dolor?

Sé consciente de tus pensamientos

En el trabajo para tomar consciencia de tus pensamientos, un buen ejercicio es escribir los pensamientos que tengas y luego leerlos en voz alta.

Dedica tiempo a analizarlos, teniendo siempre presente que se trata de un ejercicio donde no tienen cabida las comparaciones con otros, es tu proceso y tu búsqueda.

La meditación es otro de los ejercicios que puedes poner en práctica para conocer tu interior, identificar los pensamientos y emociones que influyen en tu vida y por qué.

Al transformar tus pensamientos, todo cambia

Cuando empiezas a ser consciente, comienzas a entender que tienes la capacidad de decidir transformar tus pensamientos.

Observándote comprendes tus ideas, creencias, juicios y expectativas y entiendes la razón por la cual estás teniendo una relación que te causa sufrimiento.

Aceptas ser quien eres y empiezan a cambiar las situaciones y experiencias que atraes en tus relaciones con los demás. Creas la oportunidad para pensar diferente, para estar en paz, y eso se reflejará en las experiencias que vives en tu relación con otras personas.

#Consciencia #coachalfonsoguerrero #relacionessanas #pensamientos #ego #relaciones

43 vistas

Prohibido la reproducción total o parcial del contenido sin hacer referencia de la fuente (Autor y página)

© 2020 Coach Alfonso Guerrero

Coaching | Terapias | Formaciones | UCDM

contacto@tiempodedespertar.com   whatsapp +52155 35392985

  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Twitter
  • Spotify