El ego, enemigo silencioso


Convives con un enemigo. Actúa en silencio por lo que quizás no notas cuánto influye en tu vida. Pero ten la certeza de que está ahí, dentro de ti. Es el ego y tiene el poder de ejercer dominio sobre ti.

¿Por qué el ego es un enemigo? Porque es falso y te desvía de tu esencia.

El ego te dice que debes ser lo que no eres, te ordena aparentar un personaje distinto a quien en realidad eres. Te hace vestir una máscara adaptada a lo que crees que eres, llevándote a formar una visión falsa de ti misma y de la realidad.

Quiero dejar claro lo siguiente, no por el ego ser tu enemigo tienes que tratarlo como tal La mejor manera de hacerlo es simplemente asumiendo lo que es, una ilusión a la cual le has dado poder y que parece ser muy real.

El ego y sus consecuencias

¿Cómo se manifiestan en ti las consecuencias del ego?

En primer lugar, si el ego te domina, vives bajo engaño. Proyectas una autoestima que no es real y que pretende esconder tus inseguridades.

Luego, viviendo en la falsedad donde te crees superior y donde estás lejos de la humildad y la realidad, necesitas constantemente la aprobación y los halagos de los demás para sentirte bien.

Otra de las consecuencias del ego es la pretensión de ocultar tus miedos que te conduce a ansiar el control de las otras personas y de todas las situaciones.

El ego y el ser

Cuando vives apegada al ego, tu ser se estanca y carece de iniciativa. El ego te mantiene en una zona de engaño alimentándose de la aceptación y alabanzas de los demás. Sin duda, es un lugar confortable, sin riesgos, donde tu miedo al fracaso está resguardado.

¿Cómo el ego domina tu ser?

A través de la proyección de la culpabilidad, es decir de hacerte creer que estás separado de los demás; esto lo manifiesta estando en un cuerpo. Así mismo manteniendo tu mente girando en torno a las emociones negativas como : enojo, vergüenza, miedo, ansiedad, falta de vitalidad, agotamiento, prepotencia, inacción, sensación de derrota y de falta de libertad.

¿Es lo que quieres, sufrir?

No querrás vivir siempre controlado por el ego, ¿cierto? El ego es el origen de todos tus problemas. No querrás vivir con temor a dar pasos distintos en tu vida, solo por el miedo a lo desconocido o a la crítica y al rechazo. Cuando aprendes a trascender al ego, es decir, deshacerlo, entonces la paz eterna vendrá a ti.

Cómo controlar el ego

El primer paso no es querer controlarlo, sino aprender a observarlo estando consciente de cómo influye en tu vida, cómo domina tus emociones, pensamientos y acciones.

Luego de una reflexión sincera sobre cómo crees que el ego te domina, comienza el trabajo diario de observación de ti misma, autoconocimiento y enfoque para dar pasos seguros hacia la minimización de su influencia.

El objetivo es que puedas decidir qué actitud tomar cuando te des cuenta de que el ego te está controlando.

¿Qué hacer para trascender al ego?

Para trascender al ego, debes comenzar por desprenderte de la necesidad de centrarte en lo externo a tu ser.

Enfócate en tu interior, porque allá afuera solo hay una realidad falsa que el enemigo silencioso ha creado para protegerte. No te sientas más ni menos que los demás porque entonces nunca podrás tener una conexión honesta con la realidad y con quienes te rodean.

Por último, practica la humildad, la sencillez y la resiliencia cuando falles. No aspires a controlarlo todo ni a tener siempre la razón.

#elego #ser #elegoenemigosilencioso #esencia #alma #coachalfonsoguerreo

11 vistas

Prohibido la reproducción total o parcial del contenido sin hacer referencia de la fuente (Autor y página)

© 2020 Coach Alfonso Guerrero

Coaching | Terapias | Formaciones | UCDM

contacto@tiempodedespertar.com   whatsapp +52155 35392985

  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Twitter
  • Spotify
  • YouTube