Ego vs. espiritualidad


El ego es capaz de invadir tu espiritualidad. El personaje que has construido desde tu infancia para protegerte, se resiste, no quiere ceder las riendas con las que maneja tus pensamientos, emociones y actos.

Si decidiste comenzar tu camino para despertar tu consciencia debes estar atenta a las trampas del ego.

El ego espiritual

Vivir la espiritualidad es vivir lo más conectada posible a tu esencia, a tu verdadero ser. Si realizas una práctica de autoconocimiento, experimentas el silencio en tu interior, donde te confrontas contigo misma, sin la máscara del ego.

Sin embargo, tu experiencia espiritual puede caer en la trampa del ego y convertirse en una máscara adicional.

Es lo que se conoce como ego espiritual, por el que te crees superior a los demás, más espiritual que otros y con autoridad para decirles cómo deben experimentar su espiritualidad.

Señales para reconocer si el ego espiritual te domina

Una de las características que se manifiestan en ti cuando el ego invade tu camino espiritual es creer que eres especial, elegida por Dios o el Universo.

Piensas que tu alma está más evolucionada que la de las demás personas, quienes están perdidas o descarriadas porque no han recibido el “mensaje” que sí te llegó a ti. Esto es arrogancia y te aleja de la espiritualidad.

Otra de las señales es creer que no puedes sentir emociones como tristeza, ira, rabia, miedo. Esto solo te lleva a reprimirlas y es peor. No puedes evitar experimentarlas, porque eres un ser humano, pero sí canalizarlas de la forma más positiva posible, y eventualmente evitarlas, pero para esto es necesario un proceso de entrenamiento.

  • Ves defectos en otras personas y se los atribuyes a que su espíritu no está evolucionado, todo lo contrario del tuyo.

  • Creerte en posesión de un mensaje que no puedes compartir con otros que no entenderían por no estar al mismo nivel espiritual que el tuyo.

  • Defender tu práctica espiritual como si fuera la única válida, despreciando la de otras personas.

  • Mostrar una actitud de superioridad en todo lo que haces y en relación con los demás porque te crees en un escalón espiritual más elevado.

  • Creer que puedes ser una guía o salvación para alguien.

  • Asumir comportamientos que no están en consonancia con quien eres y que en el fondo te disgustas, pero los asumes porque te consideras espiritual: vestir y comer de cierta manera, por ejemplo.

Vive la espiritualidad sin alardes

La vivencia espiritual es única. Es tuya y de nadie más; no se trata de una competencia ni de exhibir cuánto crees que sabes.

Si sientes que necesitas aprobación o halagos de los demás, o reafirmar ante otros que tu camino espiritual es el “correcto” o es “superior”, significa que estás cayendo en las trampas del ego.

¿Qué hacer para no alimentar el ego espiritual?

  • No creerte la salvadora ni la guía de nadie. Saber también que nadie, excepto tú misma, te salvará y sanará.

  • Evitar ser idolatrada por otros.

  • Tener claro que tu espíritu es perfecto y completo, estás en el camino espiritual para despertar tu consciencia y vivir esa perfección a plenitud, con paz y armonía.

Vive la espiritualidad en el silencio que hay en ti, en donde te conectas con tu esencia.

Aquello que experimentas dentro de ti se reflejará al exterior, en tu realidad y tus relaciones, y mantendrá al ego en una posición no dominante porque estará alineado con tu espíritu.

#espiritualidad #espiritualidadpractica #coachalfonsoguerrero #coachingespiritual #ego

Prohibido la reproducción total o parcial del contenido sin hacer referencia de la fuente (Autor y página)

© 2020 Coach Alfonso Guerrero

Coaching | Terapias | Formaciones | UCDM

contacto@tiempodedespertar.com   whatsapp +52155 35392985

  • Facebook icono social
  • Instagram
  • Twitter
  • Spotify