Así que dices que quieres un(a) hombre/mujer consciente, ¿eh?


El siguiente artículo es aplicable tanto para HOMBRES como MUJERES, ¿Qué opinas?

“Así que dices que quieres un hombre consciente, ¿eh?

Te das cuenta que esto requeriría que tú seas una mujer consciente, ¿verdad?

¿Sabes lo que eso significa? ¿Entiendes las demandas que inevitablemente vienen con esto?

Requiere tu TODO.

Requerirá que seas dueña de tu mierda, toda, incluso las más profundas, oscuras, ocultas, y desagradables partes.

Te verás obligada a enfrentar:

La bruja perversa dentro de ti.

La perra manipuladora que simplemente tiene que hacer todo a su modo a pesar del costo.

La prostituta que se vende.

La niña herida y necesitada que quiere que constantemente se le reafirme desde el exterior.

La destructiva mujer salvaje que derribará una ciudad entera simplemente porque se le da la gana.

La madre malsana que trata a su hombre como a un niño pequeño en lugar de como su amante.

Los años de ocultar las partes del yo que no son aceptadas en nuestra sociedad , tendrán que acabarse.

Tendrás que mirar directo a los ojos a tu desconfianza de lo masculino y decirle “jódete”.

Tendrás que ser consciente cada vez que sientas que tu cuerpo o tu corazón se cierra. Y entonces tendrás que trabajar para abrirlo.

Tendrás que dejar ir la rabia, el pesar y el dolor que sientes hacia él. Tendrás que dejarte caer en un lugar de completa confianza y de corazón abierto, para que este hombre consciente te pueda llevar a lugares a los que nunca jamás podrías imaginar o no habrías ido por tu cuenta.

Hay una razón por la que ansías a un hombre consciente. Tu corazón y tu alma saben lo que es posible.

Pero debes estar dispuesta a hacer el trabajo para llegar allí. Este no es un paseo de hadas por el aire, y no es para los débiles de corazón.

Hablar con tus ángeles no te llevará allí.

Abrir tu tercer ojo no te llevará allí.

Andar por la superficie y darle vueltas a la verdad de lo que eres, no te llevará allí.

Conocerte a ti misma te llevará allí. Conocer, ver, abrir y aceptar todos los aspectos de ti misma te llevará allí.

Dejar ir las barreras alrededor de tu corazón, tu vientre y cada otra parte de tu cuerpo te llevará allí.